Inicio

 

   

Colección de Malacología

Curadora: Ph.D. Yolanda Camacho

La recolecta de moluscos se inició en el año de 1964 gracias a los aportes de un gran número de investigadores. Uno de ellos fue el Dr. Carlos Villalobos, quien se desempeñó como curador por muchos años. La colección cuenta actualmente con más de 37670 registros (o lotes taxonómicos) y más de 216587 ejemplares, lo cual la hace la colección más numerosa (después de los insectos) que alberga el Museo de Zoología en términos de número de registros y número de especies. En el caso exclusivo de Costa Rica, para los bivalvos marinos se han identificado más de 500 especies, para los gastrópodos marinos conchados alrededor de 1000 y para los opistobranquios 250. Además, la colección contiene representantes de los grupos Cephalopoda (10 especies), Scaphopoda (3 especies) y Polyplacophora (alrededor de 25 especies). Por último existen colecciones de moluscos terrestres (180 especies) y de agua dulce (50 especies). Recientemente se han iniciado esfuerzos por incorporar a la colección especies de micromoluscos de agua dulce y terrestre de Costa Rica y se ha iniciado una colección de referencia que apoye futuros estudios moleculares en moluscos marinos.

Además, la colección de moluscos del Museo cuenta con más de 300 especies (principalmente gastrópodos y bivalvos, marinos y dulceacuícolas), provenientes de distintas áreas geográficas incluyendo material del Caribe, el IndoPacífico y África.

La colección de moluscos del Museo cuenta actualmente con 62 holotipos y 151 paratipos pertenecientes a 68 especies y 41 géneros.


Foto por A. Castro

Donaciones de material y Colaboradores:

La colección contiene material valioso para la historia malacológica de Centroamérica, como por ejemplo las colecciones de R.T. Nishimoto y colaboradores realizadas en 1969, y las de G. Wellington en 1972. Además ha sido enriquecida por los aportes de diferentes especialistas que han donado material así como literatura de identificación. Se destacan: José Leal de Sanibel Island, Florida (identificación y depósito de gastrópodos marinos); Mary Yost (donación de colección de Playa Nosara y playas Peladas); George Richard de la Universidad de la Rochelle, Francia (identificación de especies de la familia Coniidae y donación de material del IndoPacífico); Dwight Taylor de Oregon (identificación de moluscos terrestres y depósito de material Tipo y Testigo); y Michael Montoya, quien donó al museo una valiosa colección de moluscos marinos de la región Mesoamericana, de la Isla del Coco y del Caribe. En mayo del 2005, la colección malacológica completa del Instituto Nacional de Biodiversidad fue donada al Museo de Zoología de la Universidad de Costa Rica. Dicha colección contaba con un total de 201,037 especimenes de moluscos marinos, dulceacuícolas y terrestres, de los cuales la gran mayoría fueron recolectados dentro del país. Dicha colección (compuesta por especímenes secos y húmedos), que incluía también 48 holotipos y 34 paratipos de especies nuevas para la ciencia, ha sido la donación de malacología más grande e importante recibida hasta la fecha en el Museo de Zoología. Entre los investigadores que han colaborado con la colección de Moluscos se destacan: Terrence Gosliner (Academia de Ciencias de California), Ángel Valdés (Museo del Condado de Los Angeles y California State Polytechnic University), James McLean (Museo del Condado de Los Angeles), Eugene Coan (Academia de Ciencias de California), George Richard (Universidad de la Rochelle) y el ya fallecido Dwight Taylor (Universidad de Oregon).

Foto por I. Wehrtmann

Organización  de la colección y digitalización:

La mayoría de los especímenes de la colección se encuentran en la sección seca (conchas de bivalvos y gastrópodos), con algunos en alcohol. En el caso de otros grupos como los cefalópodos, opistobranquios, poliplacóforos y moluscos de agua dulce, los especímes se conservan en la colección húmeda (alcohol al 70% o 90%). La gran mayoría de la información se encuentra debidamente catalogada y parcialmente digitalizada.